Archivo para septiembre 2015

Diplomacia y cesión de soberanía.

24 septiembre, 2015

El conflicto en la frontera entre Venezuela y Colombia que comenzó hace dos semanas no tiene los visos de estar tocando a su fin pese a los diversos intentos de solventarlo por la vía diplomática mediante el uso de los diversos mecanismos.

Para la población colombiana, tomando como muestra mis estudiantes de Relaciones Internacionales, es inadmisible que la institucionalidad internacional no tenga un mecanismo que supere la soberanía venezolana y se le puede imponer al país vecino una solución con o contra su voluntad. Para ello mis sufridos alumnos estiman que Venezuela es el único culpable de su situación y les duele el mal sufrido por sus compatriotas, adecuadamente mostrados en las posiciones lo más degradantes posible por un periodismo cuyo sensacionalismo es la nota común en la tierrita.

Más allá de la parcialidad o no del juzgamiento realizado a Venezuela y particularmente a su presidente, es destacable cómo aplaudimos la necesidad de instancias supranacionales que puedan imponerse a los Estados en casos determinados que nos afectan o preocupan especialmente, con mayor significación si cabe cuando se trata de compatriotas a los que vemos como víctimas inocentes. Estas posiciones contrastan con una, muy arraigada en Latinoamérica, de defensa a ultranza de la soberanía estatal, a la que no se acepta que se interfiera en el caso de que no nos guste tal interferencia.

No obstante, y con el error de tomar una muestra y su percepción como algo generalizado, es evidente que muchos colombianos, incluidos mis estudiante rechazaban hace poco tiempo la sentencia del Tribunal internacional de justicia que dio la razón, parcialmente sólo, a Nicaragua otorgando a este país la soberanía de aguas en el golfo de San Andrés que hasta ese momento Colombia y sus ciudadanos habían comprendido como suyas.

Las dos posiciones contradictorias arriba expresadas pueden ser comprendidas desde dos posiciones fundamentalmente, la del oportunismo que sólo respeta las medidas supranacionales (el propio gobierno de Colombia que solicita en el citado conflicto medidas cautelares de la CIDH cuando para el caso del alcalde Petro dijo que sólo eran vinculantes en Colombia cuando eran relativas a la defensa del derecho a la vida) o la de obviar o no alcanzar a comprender que para que los organismos supranacionales tengan capacidad de intervención en la soberanía debe haber una cesión previa de éstos a la citada institucionalidad. Supongo que se me pasó explicarles esto en alguna de las clases.

Anuncios